Registrarse

Australia: La época del ensueño

Estás viendo el tema: Australia: La época del ensueño" de nuestra comunidad de Turismo.org

para participar en nuestra comunidad y obtener todas las ventajas!
Nuevo user!
Mensajes: 14
Registrado: Dom 27 Jun, 2010

Australia: La época del ensueño

Nota Lun 28 Jun, 2010

En el principio todo fue sueño. Después todo fue recuerdo, ensueño. Así es cómo los aborígenes australianos explican su génesis. Una interpretación que deja jaspeado el gran páramo australiano de pistas, residuos, trazos, dibujos, pinturas, caminos, señales. Casi cada fenómeno geográfico o geológico, cada animal, cada planta, cada neurona aborigen tiene huellas de leyendas anotadas en el Tjukurrpa, el libro no escrito de los mitos, el gran volumen de tapas viejísimas que, aun faltándole algunas páginas arrancadas por la aculturación, todavía conserva el grosor suficiente para hablar de las caras y los perfiles de una cultura sedimentada por siglos de subsistencia.

Hoy los viajeros que recorren Australia encuentran - a veces pasan de largo sin advertirlas - una gran cantidad de referencias al Tjukurrpa, el Dreamtime, la Época del Ensueño. En el visitadísimo Parque Nacional de Uluru-Kata Tjuta (Ayers Rock) por ejemplo, un terreno sagrado y prohibido como tantos, pero en donde los aborígenes hacen la vista gorda por aquello de participar en las ganancias del turismo; bien, pues esta tan especial roca, en las leyendas del Ensueño, surgió porque la serpiente del Arco Iris quiso salir desde las profundidades de la Tierra para hacer su contribución a la Creación.

Pero en su camino uterino y terroso, se encontró con una gran roca que le impedía salir al exterior, aunque la serpiente sagrada tenía tanto amor propio y tanta fuerza que se puso a empujar al peñasco, nada podía impedirle participar en el gran y nuevo jolgorio que por ahí afuera se escuchaba. La roca cedió y apareció junto a la serpiente; Uluru nació en el Ensueño.

Desde entonces, Uluru fue tomando la forma que los acontecimientos de la época le fueron otorgando a sus perfiles: aquella roca desprendida es la nariz rota del jefe serpiente venenosa víctima de una venganza; aquella cueva era la guarida de Meta Lugana, el hombre lagarto, muerto por los hombres Kunia por no querer compartir su comida; aquellos peñascos salientes son lo que un día fueron los hijos de Tjinderi-Tjinderiba y así hasta que casi cada rincón, cada saliente, cada grieta de la gran roca, a golpes de creencias o de leyendas, quedó con su hechura definitiva.

Otro destino imán de Australia es el Parque Nacional de Kakadu. Aparte de su posible atractivo paisajístico, en el seno del parque existe un conjunto de abrigos de roca - especialmente Nourlangie Rock Art Site - que, además de ser una galería de arte rupestre al aire libre, es un complejo documento expresado en pinturas parietales. Allí se plasman diversas fases, distintos periodos de la expresión de la Época del Ensueño. Ahí está representado, entre otros muchos componentes del Tjukurrpa, por ejemplo, Namargón el hombre luz y su esposa Barginj espíritus componentes de una religión más compleja que la propia leyenda o el mismo mito.

Hay en Australia una ruta mítica no trazada todavía por tratarse más de un laberinto que de un recorrido. Pero los aborígenes interpretan así su mundo, interpretan sí, porque para ellos, hasta la nada tiene explicación: ¿Por qué los canguros tienen bolsa? ¿Por qué, el ornitorrinco tiene una forma tan especial? ¿Por qué brilla la luna? ¿Cómo ocurrió el primer amanecer?. En la Época del Ensueño hay respuesta para todo.



Volver a Oceanía

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado