Registrarse

Rajastán (India)

Estás viendo el tema: Rajastán (India)" de nuestra comunidad de Turismo.org

para participar en nuestra comunidad y obtener todas las ventajas!
Nuevo user!
Mensajes: 67
Registrado: Vie 23 Abr, 2010

Rajastán (India)

Nota Vie 23 Abr, 2010

Rayastán o Rājastān es, geográficamente, el mayor de los estados del noroeste de la India. Limita con Pakistán al oeste, Guyarat al sudoeste, Madhya Pradesh al sudeste, Uttar Pradesh y Haryana al nordeste y Punjab al norte.

Región castigada por las batallas que gestó a heroicos guerreros cuyas distracciones eran tan combativas e intensas como su fiero orgullo y sus guerras sin descanso. Viaje por esta región calada de sol y color, refulgente de leyenda e historia, a través de las tierras desérticas de la India moteadas de palacios y fortalezas rosas y rojas, de presumidos pavos reales y de gentes orgullosas y pintorescas.

Imagen

Jaipur, la rosa, la ciudad bermeja de Rajasthan, despliega macizas convoluciones de murallas, fortalezas, palacios y puertas, todas incandescentes en piedra rojiza. El más impresionante de sus muchos monumentos es el Hawa Mahal (el Palacio del Viento), con una fachada de complicada talla y apanalada. El Palacio de la Ciudad guarda una fabulosa colección de armas, pinturas, manuscritos y objetos heredados de los Rajput. El Jantar Mantar u Observatorio Real, con sus exactos instrumentos de cantería de 250 anos de antigüedad, se asienta en un parque poblado de pavos reales. A 11 kilómetros de Jaipur, entre secas y arrugadas colinas, se alza Amber, la soberbia antigua ciudadela, laberinto de robustas murallas y torres que ocultan un exquisito palacio de mármol, de columnas y tallas, refulgente en un millón de diminutos espejos. Tome un lento taxi elefante para subir por el empinado paso pavimentado de piedra cruzado en tiempos por los reyes Rajput.

Hacia el este encontrará dos fascinantes reservas naturales Sariska, a 37 kilómetros de la deliciosa ciudad de Alwar, en cuyas alturas boscosas viven la pantera, el tigre, el antilope y el jabalí; y en Bharatpur, la reserva de aves es el paraiso del ornitólogo. No lejos de Bharatpur está Deeg, una fortificación del siglo XVIII don de las macizas defensas estan rodeadas de lujuriantes bosques y lagos.

Imagen

Bajando 130 kilómetros hacia el sur, a lo largo de al ruta de als caravanas de camellos, llegará a Ajmer «el otero invencible», salpicado de monumentos musulmanes: Dargah Khawaja Sahib, la tumba sagrada de Moinuldin Chisti: Adhaidin-ka-]hompra, una columnata de piedra arenisca rosa; el Palacio de Akbar, ahora museo. Entre las suaves colinas a 10 kilómetros de Ajmer se asienta el plácido lago verde de Pushkar, uno de los más sagrados de los centros de peregrinación de hindúes.

A menos de 200 kilómetros de Ajmer se alza la más orgullosa de las fortalezas de Rajput, Chittogarh, abrasada por una historia de sangre y guerra, valor y heroísmo que resume el cuadro de Rajasthan. Remontará el enorme collao gris, ceñido por sólidas paredes y siete majestuosas entradas. En su cresta pasará a través de palacios destrozados, de monumentos conmemorativos en forma de sombrilla, el conmovedor templo de Mirabai, la poetisa mística y la Torre de la Victoria, de complicada talla, irguiéndose hacia el cielo, En medio de esta romántica tierra, azotada por el destino, llegará a Udaipur, bella ciudad de lagos, paiacios y fuentes. Allí está el Lago Pichola, tachonado de islas en una de las cuales se alza el Palacio Nivas, ahora Hotel Lake Palace; el Palacio de la Ciudad, trabajaáo en mármol blanco y revestido de espejos y mosaicos, y el bello Saheliyon ki Bari, el «jardin de las doncellas», hechido de fontanas y flores.

La carretera de Udaipur al desierto está pavimentada de templos. Los templos Jain de Ranakpur a I 30 kilómetros, son edificios profusamente tallados y plenos de columnas de piedra blanca, que surgen abruptamente en una llanura desnuda. Más al oeste encontrará el exquisitamente arcaico Monte Abú, con una colección de templos Jain Dilwara, de un milenio de antigüedad, elegantemente labrados y tallados en mármol puro. A 250 kilómetros al norte, los fríos azules y verdor del Monte Abú dan paso a las ardientes arenas amarillas del desierto de Thar, uno de los mayores del mundo. En el borde del desierto encontramos a Jodhpur, con su gigantesca fortaleza encumbrada. Jaisalmer es un sueño arquitectoníco en el solitario silencio amarillo del desierto. Bikaner, más al norte, es otra ciudad desértica fortificada, cálida, seca y curiosamente bella.

Hay vuelos diarios a Jaipur, Udaipur y Jodhpur. Jaipur, Ajmer, Jodhpur, Bikaner y Jaisalmer, Abu Road (para ir a Mount Abu) y Udaipur, están comunicadas por ferrocarril. Hay buenas carreteras que comunican todas las poblaciones. Hay excursiones organizadas diarias. Para más informacion, ponerse en contacto con las oficinas de turismo de Rajastham, en Jaipur, Udaipur, Ajmer, Jodhpur, Jaisalmer y Nount Abu. Rajasthan cuenta con una serie de hoteles-palacio.

En turismo.org viajes a India



Volver a Asia

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados